lunes, 4 de julio de 2016

La gran migración

Más de mes y medio después, vergüenza debería darme. Pero no me da.

Esto de leer cada dos meses me descentra y se me olvida siempre que tengo que hacer el post.

Este libro nos lo recomendó la madre de Pau el día de nuestra comida de Navidad y por mí, que nos recomiende un libro cada año porque me ha gustado mucho y me ha resultado realmente interesante.

Eso sí, no contéis con encontrar ninguna solución, ni siquiera teoriza al respecto, se limita (y no lo digo como si fuera poca cosa, porque dice cosas muy interesantes y con algunos ejemplos muy claros) a escribir una serie de anotaciones en forma de brevísimos capítulos sobre el tema.

Aunque es un libro muy corto, recomiendo leerlo a poquitos, aunque sea breve, no es una lectura ligera. 

Lo peor es que no es muy sencillo encontrarlo, yo lo conseguí a través de iberlibro.

Algunas cosas que he marcado (han sido muchísimas)

"El mito de Caín y Abel refleja el conflicto entre tribus nómadas y sedentarias. El conflicto territorial termina con un parricidio. Pero la gracia de la historia reside en que, después de haber dado muerte al nómada, el sedentario acaba a su vez desterrado."

"Cuanto más cualificado sea un inmigrante, con menos trabas se encontrará (...) De todos modos, en este contexto nunca se habla de los ricos: nadie pone en duda su derecho a viajar donde quieran."

"En cuanto a los bárbaros, no es necesario que esperemos su llegada; siempre han estado entre nosotros."


Como siempre, más y mejores reseñas en los blogs de DesgraciaítoPauCarmen y Newland.

martes, 17 de mayo de 2016

Offtopic: CERO (Cuarentatrás)

Querida Annie

Como este blog va un poco de la cosa cultural voy a felicitar con una canción. De Meghan Trainor, claro.

Que pases un día muy feliz y que los próximos cuarenta años los tengas llenos de buenas canciones, buenos libros, buenas pelis y buenas personas.



 

lunes, 16 de mayo de 2016

Libros: Meridiano de sangre

"He aquí el niño. Es pálido y flaco, lleva una camisa de hilo fina y ajada. Aviva la lumbre en la recocina. Afuera hay campos oscuros roturados y con jirones de nieve y al fondo bosques más oscuros aún donde moran todavía los últimos lobos"

Yo no sé nada de literatura, pero sí sé mucho de mi yo lector. Me conozco como lectora de memoria y muchas veces no es tanto prejuicio (que también hay algo de eso) como autoconocimiento cuando digo "a mí este libro no me va a gustar". Y eso es justo lo que me ha pasado con Meridiano de Sangre, de Cormac McCarthy, que me bastó con leer la contraportada para saber presuponer que no era un libro para mí.

Que igual es que no me gustan los libros buenos y en la lectura busco sólo la parte escapista y de disfrute, que tampoco tendría nada de malo...sí que es verdad que para mí es lo más importante, pasarlo bien leyendo, disfrutar esa lectura, porque me enganche la historia o porque me guste cómo está contada (y cuando hay suerte, las dos cosas). Ya tengo un trabajo que tomarme en serio, y no voy a hacer lo mismo con mi ocio.

​Pero hay buenos libros, como éste, al que le reconozco muchos méritos, que no me gustan nada. No me gusta cómo está escrito y no me gusta la historia que cuenta, es imposible que me llegue, necesito al menos una de las dos cosas. Cuando digo que no me gusta no digo que sea malo porque objetivamente no lo es. Digo que no me gusta. A mí. 

Consigue transmitirme el horror y la sordidez de la historia, y me lo transmite tanto que me espanta todo el rato todo lo que está contando. Sufro. Todo el tiempo. Y mira, no. 

Es una reseña cutrísima, pero no tengo nada más que decir sobre este libro.

miércoles, 11 de mayo de 2016

El final de The good wife

OJO, ESTE POST CONTIENE TODO TIPO DE SPOILERS DEL ÚLTIMO CAPÍTULO DE THE GOOD WIFE. 

El pasado domingo (y mañana en la tele española) finalizó The good wife, una de mis series favoritas de los últimos años. Y de la vida en general.

He visto el episodio final dos veces, puede que tres para cuando publique este post, y planeo volver a verla entera cuando mis proyectos de veranos en plan maratón de ver series completas me lo permitan. No esperéis coherencia en este post porque este final me ha generado todo tipo de pensamientos, muy distintos entre sí y escribo a lo loco para que no se me olviden.

Decía que he visto el episodio dos veces y ha sido por dos razones

- una, la primera vez la vi sin subtítulos y necesitaba una vez extra con subtítulos para ver si lo había entendido todo bien.

- dos, no estaba segura de si me había quedado fría, me había espantado o me parecía sensacional.

El primer punto lo aclaré, me había enterado razonablemente bien, pero ay, el segundo, sigo sin tenerlo claro, han pasado un par de días en los que he dado bastantes vueltas al episodio final (a los 3-4 episodios finales, de hecho) y todavía no he llegado a una conclusión clara. Y eso es sencillamente fenomenal y coherente con la serie. Otra cosa es qué me parezca a mí y si coincide o no con lo que me hubiera gustado que pasase, si me gusta o me disgusta, que en realidad ni lo uno ni lo otro, podría ser perfectamente un final de temporada (volveré a eso más adelante, menuda chapa), pero cada vez tengo más la sensación de que no cabía otro final, salvo uno ambiguo, como ha sido ambigua toda la serie, como lo han sido todos los personajes y como lo ha sido, sobre todo, Alicia. Con todo, y aunque creo que le ha faltado chicha, visualmente es estupendo terminar con una bofetada, pero esta vez es Alicia quien la recibe y no quien la da. Es como que de alguna manera cerramos un círculo.

Cosas al buen tuntún que he pensado sobre el episodio final. Inciso: no sé si tiene que ver pero últimamente he tomado mucha conciencia de lo importante que es para mí el por qué, por qué los personajes hacen lo que hacen, si son coherentes, al seguir cualquier ficción. Y desde ese punto de vista he pensado todas estas cosas (también hay superficialidades).

Obviamente, sólo hay spoilers, a lo loco.

- cuánto odio, Julianna, cuánto odio has generado en el departamento de peluquería para que tu último plano en pantalla sea con ESA peluca del horror, que es la más fea de los siete años, y eso que no hemos ido a mejor precisamente.

- Cary, ay, Cary, por qué ni siquiera apareces con un traje conjuntado, que la chaqueta y el pantalón son de colores diferentes. Para esto hemos quedado...por lo menos te despedimos dejándote feliz y contento.

- Lucca, parecías un personaje interesante y te has quedado en mera comparsa, como dos adolescentes "ay, tía, llámale..."

- Diane. A sus pies, Miss Lockhart. Qué señora más fascinante, más elegante y qué resistencia física con esos collares inmensos. Creo que es mi personaje favorito de la serie. A pesar de no entender por qué no ha destruido todo lo que oliera a Florrick cuando Peter la apartó malamente de la judicatura, para terminar defendiéndole, absurdo.

- Will. Si se hubieran quedado sólo en el momento en que ella entra y él se gira habría sido perfecto. Las conversaciones adicionales me han parecido memeces.

- Peter. Hubiera preferido verte muerto.

- Alicia. Nunca fuiste good, pero ya no vas a ser wife. Ese final tan abierto se puede interpretar como que te quedas sola, sin nada, sin marido, sin novio, sin trabajo...pero todos sabemos que resurgirás de tus cenizas y te reinventarás como has hecho durante los siete años que hemos pasado contigo. Pero no lo veremos porque sólo hemos compartido la época en la que has sido una buena esposa, un poco de aquella manera, claro, que no hay nada más peligroso que el que se cree bueno sin serlo.
Lo que no has sido nunca es buena amiga, y esa bofetada de Diane es tan acertada y te la mereces tanto...que sólo por eso merece la pena tanta ambigüedad. Esto no lo he terminado de entender, si de verdad le importa poco que Peter sea inocente o no, ¿qué necesidad tiene de hacer pasar a Diane por esa humillación? ¿Sólo para justificar argumentalmente, aunque sea muy traído por los pelos, la bofetada? Eso me ha chirriado un poco. He leído en la carta que han escrito los King para despedirse de los seguidores de la serie que lo hace porque su necesidad de que Grace no siga sus pasos está por encima de todo. Si Peter no va a la cárcel, Grace se irá a la universidad. Tiene sentido. Lo compro, pero no del todo. En cualquier caso la carta es de lo más interesante. Aquí podéis leerla.


Resumiendo, aunque el final no me haya ​entusiasmado y le vea fallos argumentales, me ha gustado la estructura circular de la serie y creo que acabo más o menos convencida de que no había otro final posible que fuera coherente con los 15​5​ episodios anteriores.​ Ahora lo que hace falta es poner un poco de distancia para valorar la serie en conjunto y tener claro que pese al final (y gracias también al final) es una de las mejores series y con uno de los mejores personajes protagonistas que veremos en nuestra vida.

lunes, 9 de mayo de 2016

Libros: Las hermanas Mitford

"Hubo un error. El hada madrina se equivocó. El día de su nacimiento, en un gesto aciago, el hada la dejó caer por la chimenea equivocada. Sus padres no eran sus verdaderos padres. Pues ella debe de ser, en realidad, una princesa, Mary o Anastasia, hija del Rey de Inglaterra o del Zar de todas las Rusias"

Así comienza este ensayo de más de 400 páginas dedicado a las hermanas Mitford. Que yo no sabía quién eran hasta hace un par de años. 

Llegué a ellas por casualidad, como llego a casi todo desde que Internet y las redes sociales están en mi vida, me dejo llevar bastante por las recomendaciones de los demás. Y en este caso creo que fue Moli quien me habló de A la caza del amor. Y como a veces le hago bastante caso lo leí y me gustó mucho, así que seguí con Jessica y con la fabulosa Nobles y rebeldes.

Cuando algo me gusta mucho tiendo a buscar más información y claro, las Mitford son un filón. Seis hermanas, cada una de ellas tiene poco o incluso nada en común con el resto de sus hermanas y prácticamente todas tuvieron una vida de lo más interesante, desde esa infancia en común que tan bien y tan divertido cuenta Jessica hasta lo más opuesto cuando ya son adultas. Tenemos desde una comunista hasta una fanática de Hitler, pasando por una novelista sufridora y hasta una dama de la alta sociedad.

Y con ese interés en mente era bastante difícil que no comprase este libro, lo que no tenía tan claro era que fuese a salir alguna vez de mi balda infinita de libros pendientes, ya que cada vez me cuesta más leer en papel, qué pena y qué shame on me, pero es la realidad. Este año he decidido leer más en papel y los fines de semana sólo enciendo el kindle para el ratito de leer en la cama, así que sólo he dedicado a este libro algunos ratitos los fines de semana.

Este libro es perfecto para eso, al leerlo a poquitos lo disfrutas y no te llega a saturar tanto dato. Porque claro, el libro pasa por la vida de todas ellas. Lógicamente se detiene principalmente en Jessica y Nancy, que son las dos más famosas, pero dando también la relevancia que tenían en su momento a Diana y Unity (las dos fangirls de Hitler, para disgusto de su hermana Jessica, sobre todo) pasando más de puntillas por las vidas de Pamela y Deborah. Y de Tom, el único hermano Mitford, que murió joven y cuya personalidad queda bastante ensombrecida al lado de esas fuerzas de la naturaleza que eran sus hermanas.

Es apasionante, ellas lo son. La mayor virtud del libro es ir pasando de una hermana a otra cronológicamente, siempre sabes qué les estaba pasando en cada momento.

Lo peor, nada. Bueno, que me ha despertado el interés por leer las cartas de Nancy, que tienen pintaza.

martes, 3 de mayo de 2016

Libros: El príncipe

Cómo pasa el tiempo, ya estamos en mayo, mes de las flores y toca otra flor otro libro del club de tortura lectura.

Seguimos dándolo todo con las novedades editoriales y hoy nos toca El príncipe, de Nicolás de Maquiavelo, un librito de algo menos de 90 páginas que se publicó en 1531 (aunque se escribió casi 20 años antes y no se publicó hasta cuatro años después de la muerte del autor)

Este es el libro más conocido de Maquiavelo, pura doctrina política que, aunque podría parecer un completo puro, un rollo y un horror, no lo es. Ojo, que yo empecé con la versión comentada por Napoleón y esa sí que no se puede leer, porque Napoleón era muy de apostillar y me tenía enloquecida de tanto consultar notas a pie de página. Además esta versión comentada es tiene casi el triple de páginas que el original, y eso es demasiado apostillar incluso para Napoléon, por muy emperador que fuera. También es verdad que ni descubre la pólvora ni es una obra maestra, pero sí me ha resultado bastante ameno aunque muchas de las cosas sean un poco de perogrullo.

Para entender mejor el libro he leído un poquito sobre la vida de Maquiavelo, y claro, es normal que escribiese un libro de doctrina política: estamos a principios del siglo XVI, los Borgia están a tope de sus cositas y Maquiavelo es testigo de algunas de ellas cuando viaja para ver la ceremonia de elección de un nuevo Papa, es embajador en Alemania...en definitiva, vive bastante de cerca algunos de las intrigas políticas de su época. 

Me ha gustado mucho la estructura del libro, tarda en entrar en la figura del príncipe (la idea era aconsejar a Lorenzo de Médicis para la unificación de Italia) explica distintos tipos de ejércitos, que son una pieza fundamental en la situación política de la época, en la que la mitad del tiempo guerreaban y la otra mitad se dedicaban a tejemanejes varios. O esa es mi idea de esa época.

Analiza también las causas por las que un príncipe puede llegar al poder, entre las que no ignora la suerte, que es algo que me ha gustado que tenga en cuenta, lo importante de estar en el momento adecuado y en el sitio justo.

En resumen, un libro muy corto pero que tienen mucha chicha y que además resulta ameno de leer. Un acierto. Además he sabido transmitir el entusiasmo al señor que vive conmigo y también para él ha sido un acierto (es que él no lo va a comentar aquí).

He señalado muchísimas cosas, aquí dejo algunas:

"Los hombres hay que conquistarlos o eliminarlos, porque si se vengan de las ofensas leves, de las graves no pueden; así que la ofensa que se le haga al hombre debe ser tal, que le sea imposible vengarse"

"Para evitar una guerra nunca se debe dejar que un desorden siga su curso, porque no se la evita, sino que se la posterga en perjuicio propio"

"En suma, en las tropas mercenarias hay que temer sobre todo las derrotas; en las auxiliares, los triunfos (...) por ello, todo príncipe prudente ha desechado estas tropas y se ha refugiado en las propias, y ha preferido perder con las suyas a vencer con las otras, considerando que no es victoria verdadera la que se obtiene con armas ajenas"

"Surge de esto una cuestión: si vale más ser amado que temido, o temido que amado. Nada mejor que ser ambas cosas a la vez, pero puesto que es difícil reunirlas y que siempre ha de faltar una, declaro que es más seguro ser temido que amado."


En julio volveremos con otro libro cortito, que estamos guardando fuerzas para Dickens...pero eso será más adelante.

Como todos los meses, más y mejores reseñas en los blogs de Desgraciaíto, Pau, Carmen y Newland.

jueves, 21 de abril de 2016

Libros: Que no, que no me muero

Esto no llega ni a reseña porque resulta difícil hablar de un libro cuando conoces al autor.

PERO. No puedo dejar pasar la oportunidad de recomendar muchísimo este libro. Del todo. Dejad lo que es estéis haciendo, no leáis más y corred a comprarlo.

"Que no, que no me muero", es el segundo libro que leo de María Hernández y el segundo libro suyo que me emociona de casi todas las maneras posibles. Y por eso mismo no soy objetiva.

En este libro nos cuenta la historia de Lupe, que tiene una vida bastante hecha y que además de esa vida con sus amigos, su pareja, sus perros... tiene un cáncer. Y claro, pues toca ponerse a luchar, ir de médicos, tener días buenos, días absurdos y días muy negros. En mi opinión es muy difícil dar con el tono para hablar de un tema tan chungo y también creo que María lo consigue, acompañada de los fantásticos dibujos de Javi de Castro. Que yo no tengo ni idea de dibujos, pero también me han gustado mucho y creo que en todo momento la historia y el dibujo van de la mano.

María tiene una manera de escribir que llega. Llega, te coge y te arrastra para transmitir exactamente la emoción que quiere transmitir. Que eso es maravilloso en los momentos de humor y desolador en los momentos (pocos, muy pocos) en los que Lupe se viene abajo.

Me ha gustado el sentido del humor, tan negro. El momento abono transporte me ha parecido maravilloso. Me he reído hasta las lágrimas y he llorado con Lupe. Y eso dice mucho de un libro.

lunes, 18 de abril de 2016

Libros: Cíclopes

"La realidad es que acabo de solicitar un empleo de elfo. Pero lo peor no es solicitarlo, sino la posibilidad, absolutamente real, de no conseguirlo; de que ni siquiera puede acceder a un puesto de elfo. Entonces es cuando tienes claro que tu vida es un fracaso absoluto."

Así empieza Cíclopes, de David Sedaris (no exactamente así, pero es el primer párrafo que me llamó la atención) . Llegué a este libro vía La Sombra, estábamos de charleta después del curso, hablando de David Foster Wallace y su no ficción y salió este libro. Y claro, me lo llevé. Porque me pareció interesante, y porque soy una fácil comprando libros.

La verdad es que no me ha gustado mucho y que, aunque entiendo la comparación, no hay color. Sobre todo en la sensación que transmite el autor respecto a cómo ve el mundo. Creo que a DFW el mundo le era ajeno, no comprendía muchas cosas y muchas reacciones de los demás, y creo que a David Sedaris lo que le pasa es que no le gusta el mundo. Que es otra manera de que el mundo te sea ajeno, pero Sedaris me ha transmitido mucha más amargura.

"Si lo que buscas es cariño, lo encontrarás en el diccionario justo entre cáncer y condón. Quizá mi madre sea capaz de vivir con frases con esta. Yo sé que no puedo."

El libro es una recopilación de relatos más o menos breves, más o menos autobiográficos... y más o menos interesantes. En general me han parecido bastante desiguales, hay dos (este primero y otro de una familia y su libro porno) que me han entusiasmado pero el resto no han conseguido nada conmigo. Y creo que es más por la sensación de actitud vital que comentaba más arriba que por una cuestión de calidad literaria. Porque en ese sentido el libro va bastante bien, el estilo está depurado y creo que cuenta exactamente lo que quiere contar...el problema es que son historias con las que no conecto, ni siquiera para mal.

Total, que lo regalo.

jueves, 14 de abril de 2016

Libros: Siempre hemos vivido en el castillo

"Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido una mujer lobo, porque mis dedos medios y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides, la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto."

Así empieza Siempre hemos vivido en el castillo, de Shirley Jackson. Y justo así es cómo me enganché locamente a un libro que a priori no me llamaba demasiado la atención y que me ha resultado una lectura estupenda.

Este es el cuarto libro del curso de novela estadounidense...sí, el cuarto. Hay un tercero (Go, de John Clellon Holmes) que no he terminado por cosas de la vida que se resumen en una, no me estaba gustando nada. Llegué a la página 80 y pensé que la vida es corta para según qué cosas.

Como dice en la primera frase del libro Mary Katherine vive con su hermana Constance. También con su tío Julian, porque el resto de su familia murió envenenada seis años atrás. No eran la familia más querida en el pueblo pero después de la tragedia la animadversión de los vecinos ha ido a más, a mucho más. Viven recluidas, apenas salen y apenas reciben a gente...y hasta aquí puedo leer, porque es bastante fácil destripar toda la historia.

El misterio del envenenamiento de la familia llena toda la novela, es bastante obvio qué es lo que sucedió, pero lo importante no es qué paso exactamente aquella noche, sino cómo cuenta Shirley Jackson todo lo que vino después, a través de una adolescente, Mary Katherine, que hace muchos años que no tiene una vida normal y que vive por y para una serie de rituales que a sus ojos son imprescindibles para que puedan vivir tranquilas y seguras.

"Todo era culpa del libro, que se había caído del árbol; cometí la negligencia de no reemplazarlo al instante y ahora nuestro muro de seguridad se había desmoronado. Al día siguiente buscaría otro objeto mágico y lo clavaría al árbol."

El lenguaje es preciso y sin artificios, oyes a Mary Katherine y ves el mundo como lo ve ella. Sientes su agobio, su miedo al cambio, su miedo a ir al pueblo...es un poco opresivo. Eso es lo mejor del libro, esa capacidad de transmitir sensaciones. Además, otra cosa que me ha gustado mucho es que cuando menos dice, más dice. Y al revés, cuando más dice, menos dice. No sé explicarlo de otra manera mejor.

Lo peor es quizás esa previsibilidad de varias cosas que suceden en el tercio final de la novela. Pero tampoco es muy horrible y así te sientes listo, por saber cosas que son bastante obvias.

También muy recomendable. Este año lector está yendo bastante bien.

Algunas cosas más que he señalado

"No está bien que los odies, me decía Constance, eso sólo te perjudica a tí. Pero yo los odiaba de todos modos y me preguntaba si su existencia tendría algún sentido."

"No me gustaba tener un tenedor apuntándome y no me gustaba el tono de esa voz que no se detenía nunca; desee que pinchara un trozo de comida con el tenedor, que se lo metiera en la boca y que se atragantara."

lunes, 11 de abril de 2016

Libros: El bar de las grandes esperanzas

Íbamos para todo lo que necesitábamos. Cuando teníamos sed, claro, y cuando teníamos hambre, y cuando estábamos muertos de cansancio. Íbamos cuando estábamos contentos, a celebrar, y cuando estábamos tristes, a quedarnos callados. Íbamos después de una boda, de un funeral, en busca de algo que nos calmara los nervios, y siempre antes, para armarnos de valor tomando un trago.

Así empieza El bar de las grandes esperanzas (Tender bar, en el original, que tiene bastante más sentido y permite hasta juegos de palabras), las memorias de J.R. Moehringer, ganador de un Pulitzer de periodismo en el año 2000.

¿Y cómo llegas a estas memorias? Fácil, porque este señor se ha hecho famoso por el ser el autor de las memorias de André Agassi (Open, aunque Open es posterior), que aunque aparezca Agassi en la portada en realidad no lo ha escrito él, de hecho, al final agradece a Moehringer haber sido tan generoso como para escribir el libro y no figurar como autor, que es una cosa muy disparatada, como si Agassi fuese el primer famoso al que otro le escribe las memorias. 

Y como Open me gustó mucho, y también lo recomiendo, pues tenía ganas de leer las memorias de este señor. 

Obviamente, están bastante noveladas porque hasta lo más crudo lo cuenta en bonito, sin regodearse demasiado en las penalidades de una infancia llena de dificultades económicas y familiares. Cuenta cosas muy crudas (ese ir y venir de casa de sus abuelos cada vez que a su madre se le acababa el dinero para poder vivir independientes, los muebles remendados con cinta aislante, el padre ausente que no es más que una Voz en la radio...) sin darles demasiada importancia, incluso buscándoles el lado cómico. Personalmente lo agradezco porque es un libro que de antemano parece que va a ser un sinfín de penas y calamidades. Y no. Hay penas y calamidades pero también alegrías y risas...hay de todo, porque el autor nos cuenta su vida desde que es un niño pequeño hasta los veintitantos, realmente lo que cuenta es su proceso de hacerse mayor, convertirse en un hombre, que es uno de los temas recurrentes, esa necesidad de ser un hombre, relacionarse con hombres, ser uno de ellos...

Lo que más me ha gustado es la facilidad para dialogar, todo suena creíble, la gente real habla como en este libro. No es por los tacos, que también, sino por lo naturales y fluidos, que no suele ser lo más habitual.

Lo que menos me ha gustado es que las últimas 80-100 páginas pierden un poco el tono y el ritmo. Aunque eso no impide que sea un libro estupendo y bastante recomendable.

"La vida era siempre cuestión de montañas y cuevas: montañas que debemos escalar y cuevas en las que escondernos cuando no somos capaces de enfrentarnos a nuestras montañas."

"El miedo será el combustible de todos tus éxitos y la raíz de todos tus fracasos, y el dilema subyacente de todas las historias que te cuentes a ti mismo sobre ti mismo. ¿Y cuál es la única posibilidad que tienes de vencer el miedo? Ir con él. Pilotar a su lado."

"La vida, dijo, es guerra. Una secuencia interminable de batallas, conflictos, emboscadas, escaramuzas, con unas escasos y brevísimos interludios de paz."